La responsabilidad de cuidar y proteger a los niños vulnerables constituye un mandato explícito en muchas tradiciones religiosas. Aunque la violencia contra los niños y las niñas es una epidemia mundial (cada 7 minutos un adolescente es asesinado por un acto de violencia), la evidencia muestra que esa violencia es prevenible. En un mundo donde más del 80% de las personas se identifican como religiosas de alguna manera,  las comunidades de fe tienen un papel único, esencial e indispensable que desempeñar para poner fin a la violencia contra los niños y las niñas.

Las funciones de las comunidades de fe para poner fin a la violencia contra los niños y las niñas

Las comunidades de fe son actores críticos para cambiar las prácticas que lastiman a los niños y las niñas. Pueden ser los primeros en responder a la violencia al reconocer, referir y denunciar la violencia contra los niños y las niñas. También, en muchos casos, cierran las brechas entre las familias, comunidades y autoridades (dentro de sistemas formales e informales de protección infantil), y sirven como defensores de los niños y las niñas. Las comunidades de fe también tienen un papel espiritual único que desempeñar. Fomentan las creencias positivas sobre la protección y el cuidado de los niños y las niñas y desafían algunas de las creencias subyacentes dañinas, como el castigo físico frecuente, que permiten la violencia. Esto ya está sucediendo en muchos lugares.

Sin embargo, a veces, las comunidades de fe también pueden contribuir a perpetuar y consentir la violencia contra los niños y las niñas. Las comunidades de fe deben estar mejor equipadas para poner fin a la violencia contra los niños y las niñas.

Una brecha de evidencia

El Centro de Aprendizaje para Poner Fin a la Violencia Contra a los Niños y las Niñas (EVAC por sus siglas en inglés), de la Iniciativa de Aprendizaje Conjunto (JLI por su acrónimo en inglés), identificó la falta de evidencia sustancial sobre las muchas funciones que desempeñan las comunidades de fe, tanto en prevenir y abordar a la violencia contra los niños y las niñas, como en perpetuar y contribuir a la violencia infantil. El Centro también identificó la falta de evidencia sobre los aspectos de las actuales intervenciones de apoyo que funcionan bien, y los que todavía faltan; cómo se integran las actuales intervenciones en los sistemas internacionales de protección infantil; y cómo se puede apoyar a las organizaciones basadas en la fe en su trabajo. Mucha más investigación se necesita para mejorar la comprensión sobre las actuales brechas de evidencia y las nuevas amenazas, además para mejorar la robusta documentación de las maneras en que las diversas comunidades de fe están perpetuando y previniendo la violencia contra a los niños y las niñas en el momento actual.

 

El estudio de alcance de la Iniciativa de Aprendizaje Conjunto sobre la Fe y Poner Fin a la Violencia contra los Niños y las Niñas.

En 2019, el Centro EVAC publicó un estudio exhaustivo sobre la Fe y Poner Fin a la Violencia contra los Niños y las Niñas para abordar algunas de las brechas de evidencia. El estudio consistió de tres componentes: la Revisión de la Literatura, los Estudios de Casos de los profesionales y la Consulta con Expertos.

Revisión de literatura

Author: Kathleen Rutledge & Carola Eyber  

Estudios de Caso

Author: Selina Palm  & Francisco Colombo

Consulta de Expertos

Author: Selina Palm

Este estudio de alcance ofrece una contribución inicial a la exploración de la evidencia existente en dos áreas específicas:

  • Las contribuciones únicas de las comunidades de fe tanto en relación con el fin, como la contribución a la violencia infantil.
  • El papel de los actores de fe en influir los amplios sistemas de protección infantil para prevenir y responder a la violencia infantil, con el fin de comprender el potencial de su participación.

El estudio fue dirigido por la Dra. Carola Eyber en la Universidad Queen Margaret y la Dra. Selina Palm en la Universidad Stellenbosch.

Los documentos informatives del  Centro de Aprendizaje para Poner Fin a la Violencia Contra a los Niños y las Niñas:

1: Resultados diversos de las intervenciones de las comunidades de fe para poner fin a la violencia contra de los niños y las niñas

Leer en Inglesa

Pour lire en francés

2: ¿Por qué la fe? Involucrando las intervenciones  de las comunidades de fe para poner fin a la violencia contra de los niños y las niñas

Leer en Inglesa

Pour lire en francés

Guía: ¿Qué aprendemos del Estudio de Alcance?

*Haga clic en las frases en negrita para obtener más información sobre los mensajes claves individuales y ver los recursos relacionados y los estudios de casos. 

  1. Los actores de fe tienen un  mandato único basado en la fe para cuidar y proteger a los niños y las niñas vulnerables que son creados y amados por Dios. Pueden recurrir a recursos y tradiciones de una religión en específico, al igual que trabajar en colaboración entre varias religiones para desarrollar valores compartidos basados en la dignidad y el valor de todos los niños y las niñas.
  2. En muchos casos, los actores de fe son agentes de primera respuesta a la violencia contra los niños y las niñas. Es importante que sean adecuadamente capacitados a nivel local para reconocer, denunciar, referir y responder apropiadamente a las necesidades de los niños y las niñas sobrevivientes.
  3. Las comunidades de fe pueden desempeñar funciones claves en    la prevención de la violencia contra la niñez para capacitar a los niños y las niñas cómo comprender su valor intrínseco y conocer sus derechos; para educar a los cuidadores y a las comunidades sobre la prevención de violencia;  y para disminuir las nocivas creencias sociales que fomentan la violencia contra los niños y las niñas.
  4. Los actores de fe pueden usar sus posiciones de confianza en sus comunidades espirituales para  desafiar, transformar y ofrecer alternativas positivas  a las creencias y las prácticas perniciosas que fomentan la violencia a la niñez y que son basadas en religión, cultura, sociedad, y desigualdades de género. Estas creencias y prácticas constituyen un motor subyacente de formas específicas de la violencia infantil en los hogares y las comunidades.
  5. Las comunidades de fe pueden ser cómplices y perpetuar formas de violencia infantil. Tienen la responsabilidad de  “romper el silencio”  a través de denunciar y desafiar públicamente todas las formas de la violencia infantil. Los sistemas deben garantizar que los actores de fe sean responsabilizados de cualquier intento de encubrir el abuso.
  6. Las comunidades de fe pueden crear espacios para la participación significativa de los niños y las niñas  en todas las decisiones que afectan sus vidas especialmente a través de desarrollar la capacidad de escuchar respetuosamente las voces infantiles dentro de familias, comunidades y espacios de fe.
  7. Las personas de fe pueden desempeñar un papel importante en los sistemas de protección infantil de una comunidad mediante el desarrollo de relaciones de colaboración con cuidadores, educadores y autoridades locales para garantizar respuestas integrales y multisectoriales a cualquier amenaza contra los niños y las niñas.
  8. Los actores de fe deben ayudar a mejorar las medidas de protección secundaria dentro de sus instituciones religiosas.
  9. Las organizaciones basadas en la fe y las comunidades locales de fe pueden ayudar a cerrar las brechas entre las políticas globales o nacionales sobre los niños y las niñas, y las realidades de sus comunidades.
  10. Muchas iniciativas informadas por la fe siguen siendo prácticas informales o no están documentadas. Falta colaboración intencional entre investigadores y profesionales para llevar a cabo una documentación más fuerte sobre el impacto y la causalidad.  Se identificaron otras brechas de investigación en varias áreas.

 

Los resúmenes de eventos Vistos Pero no Escuchados:

  1. Perspectivas Multireligiosas sobre la Participación Infantil:   Resumen del Evento
  2. Ejemplos Prácticos de Participación Infantil: Resumen del Evento
  3. Diálogo Intergeneracional Multirreligioso Sobre la Participación Infantil: Resumen del Evento

Incluyendo Ejemplos Prácticos de Participación Infantil para poner fin a la Violencia